Saltar al contenido

Doñana, reserva protegida de España y de Europa

Dunas de Doñana Foto: fotoinexpertos07.blogspot.com

Es el espacio protegido más grande de España y una de las mayores reservas naturales de Europa. Doñana, antiguo coto de caza para la realeza española, es un territorio en la que conviven de forma única la belleza, la vida, la naturaleza y el hombre, siendo declarado Parque Nacional en 1969.

Su extensión de 300,000 hectáreas son un hervidero de vida constante. Aquí coexisten la marisma, las playas dunares y los cotos y cada uno posee su propia flora y fauna: 365 especies de aves, muchas de las cuales están actualmente en peligro de extinción;  50,000 aves invernan en su extensión cada año; hay más de 900 especies de plantas, 27 especies de reptiles, 37 especies de mamíferos no marinos entre los que se encuentra el lince ibérico y mucho más.

Fauna Foto: www.floresyplantas.net

Aquí se pueden observar más de 300 especies diferentes de aves al año, gracias a su situación privilegiada entre dos continente, con el Atlántico frente por frente y la cercanía del Mediterráneo. Al ser un lugar de paso, es posible ver criar e invernar a muchas aves europeas y africanas: flamencos, garzas reales, ánades reales, cigüeñas, grullas, o diversas especies de patos.

La diversidad de mamíferos, al igual que la abundancia de aves y plantas, está representada, además de por el lince ibérico, símbolo característico del lugar, por el ciervo, el jabalí, zorros y libres, sin olvidar a los caballos que pastan la mayor parte del año en las marismas.

Las marismas son quizás la imagen más recurrente de Doñana, ya que posee una panorámica visual tremendamente cambiante. Gracias a ello, es un punto de encuentro de la migración acuática y terrestre europea y africana. “La Vera” es considerada la zona de transición entre el coto y las dunas y donde confluyen las especies de ambos ecosistemas.

La costa de Doñana, gracias a las arenas depositadas por el océano y empujadas hacia el interior por el viento, es un sistema móvil en el que las dunas cobran vida propia. Aquí encontramos 32 kilómetros de playa virgen, protegida por el Parque Nacional y que cambia constantemente por el empuje del viento del Suroeste. Desde la costa atlántica hacia el interior, las dunas se forman, crecen, cambian y avanzan.

Lince Ibérico Foto: www.floresyplantas.net

Conocer Doñana es saber que con cada estación del año se renueva, se vuelve distinta, creando cuatro caras de un mismo lugar. En otoño se inunda la marisma y con las lluvias tempranas, llegan las primeras aves acuáticas invernales; llega la época de celo de los gamos con su “ronca”. En invierno, a principios de enero, se produce la mayor concentración de aves en el Parque; la marisma se convierte en un enorme lago que da cabida a toda clase de patos, gansos y flamencos. A finales de enero tiene lugar el celo del lince. En primavera empieza la desecación de la marisma y muchas aves africanas llegan aquí para criar sus polluelos; el monte blanco florece y tiene lugar el apareamiento de la víbora. En verano, la marisma queda convertida en un secarral de arcilla y se produce la estrategia de adaptación al calor y sequedad propios del verano.

Tanta diversidad concentrada en un único lugar, hace de Doñana un espacio que merece ser descubierto, cuidado y protegido. Su halo de misterio queda intacto incluso con el paso de las hermandades que van en camino hacia la romería de El Rocío. Doñana es arena, marisma y tierra: Doñana, corazón de Huelva y pulmón de España.

Fuente: www.visithuelva.com

 

Una nueva forma de acercarse a El Rocío y al Parque Nacional de Doñana

Tren Aldea Foto:europaress.es

Desde el mes de octubre, la aldea de El Rocío y el Parque Nacional de Doñana ponen a disposición de sus visitantes un tren turístico para ofrecer nuevas vistas del entornos así como disfrutar de un recorrido por este lugar inigualable.

Tren Aldea, que así es como se llama esta iniciativa y que arrancó durante el verano, pretende aumentar las visitas a la Aldea durante todo el año y no sólo durante la festividad de la romería, así como ofrecer un recorrido por lugares desconocidos para el turista.

El Rocío Foto:http://bibliotecaelalgarrobillo.blogspot.com.es

El tren posee una capacidad para 35 personas y cuenta con dos vagones que recorren dos itinerarios diferentes durante toda la semana. El primer recorrido incluye una visita por la Ermita, sus calles y sus plaza; y el segundo por los alrededores y sus lugares más entrañables, como Las Marismas, el Camino de la Saca, el Caño Marín, o El Acebuche. Además, estas visitas se pueden ampliar con un tour por el Parque Nacional de Doñana y una degustación típica rociera, así como un almuerzo con menús concertados.

Su duración está comprendida entre 20 o 90 minutos según el itinerario escogido, que puede aumentar hasta dos horas si éste incluye también la visita al espacio natural. Por otro lado, también ofrece la posibilidad de alquilar el tren para grupos.

fuente: Europa Press

De la huerta onubense, los mejores productos para los platos más sabrosos

En Restaurante La Rocina sabemos que para que un plato sea todo un éxito, los ingredientes a usar deben ser lo más frescos posible, y las tierras onubenses ofrecen una frescura y calidad insuperable: verduras, aceites y vinos, carnes ibéricas, caza, pescados, mariscos...  todo lo tenemos a mano para centrarnos en nuestra pasión: cocinar los mejores platos para que puedas degustarlos con placer.

Jamón Ibérico - Fuente: http://alparaiso.com

Además, apostamos por los productos de la tierra, para promocionar la gran calidad que Huelva ofrece y posee, como los vinos de Trigueros o los de la Denominación de Condado de Huelva, el aceite de oliva virgen extra prensado en Almonte que forma parte de la marca de calidad Aceites de Huelva y las deliciosas carnes ibéricas, jamones, embutidos y chacinas de la sierra onubense y que tan de moda están actualmente: cortes como el secreto, la pluma o la presa se han reedescubierto gracias a la exquisitez de sus bocados.

El marisco de Huelva con sus coquinas, chirlas, almejas, su famosa gamba blanca y langostinos tienen un sabor y frescura que no olvidará. Cocidas, a la plancha o fritas, las gambas son una auténtica delicia local que bien merece su fama.

Foto: www.miriamjasso.com

El vino onubense, mejor conocido como  los vinos del “Descubrimiento”,  está ganando terreno a nivel nacional e internacional. Trigueros, La Palma del Condado, Bollullos, Almonte, están siendo conocidos por sus viñedos y los excelentes caldos que salen de esas tierras. Además, el vino producido en Huelva cuenta con el apoyo de la Denominación de Origen Condado de Huelva.

Gracias a que todos nuestros ingredientes son de una frescura máxima, podemos ofrecer platos de calidad total y un sabor que sólo la materia prima de primera es capaz de ofrecer. Descubra la gastronomía local onubense, su estilo, su sabor y enamórese de nuestro buen  hacer culinario. Buen provecho.

 

Del mar, los productos más frescos y beneficiosos

La gastronomía onubense es muy rica y atractiva por la gran variedad de platos y recetas que ofrece a sus visitantes. En ella no puede faltar productos tan típicos, apreciados y saludables como la gamba, el langostino, la chirla, o el choco, entre otros.

Todos estos productos del mar forman parte de la dieta tradicional mediterránea, rica por su gran aporte de proteínas de una alta calidad nutricional, vitaminas y minerales. Además, no podemos olvidar el aporte de ácidos grasos Omega-3, que son muy beneficioso para combatir los riesgos cardiovasculares.

Y es que, son muchas las razones por las que el pescado no puede faltar en una dieta equilibrada y saludable,

¿quieres sabes por qué?

Pescado azul Foto: http://colombia.directodelcampo.com/desctags/Pescado%20azul

- El pescado azul es rico en ácidos grasos omega-3 que ayudan a controlar la presión arterial, mejoran la función cardiaca y reducen el impacto de otros factores de riesgo cardiovascular. Entre el pescado azul podemos destacar las sardinas, la caballa, el salmón o el atún.

- Consumir pescado con frecuencia está asociado a tener menor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares,  del mismo modo que reduce el riesgo de infarto de corazón, de depresión y de demencia senil.

- Para la mujer embarazada o en el periodo de lactancia, así como en los niños, el consumo de pescado es una fuente importante de ácidos grasos y yodo necesarios para el desarrollo del sistema nervioso central.

- Es un alimento de fácil digestión que aporta vitaminas tan importantes como la vitamina A y D, y con un adecuado equilibrio de los distintos nutrientes.

Fuente:www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/pescadoprevencion.htm

Gastronomía española: entre la tradición y la vanguardia.

En España, la palabra gastronomía se escribe con mayúsculas por muchos motivos: actualmente está encumbrada en la élite de las cocinas del mundo por su creatividad, materias primas y capacidad de innovación, pero también por la dilatada historia que le precede.

Precisamente, la historia de la gastronomía española se debe a un continuo intercambio de culturas entre las regiones que conforman la península ibérica y su relación con el nuevo mundo y el mundo árabe. La forma de preparar platos se ha visto enriquecida por las aportaciones de la cocina rural y costera y la fusión con dichas influencias que ha logrado una gran variedad de técnicas culinarias e ingredientes.

Y si a eso le sumamos platos exquisitos, productos de calidad inmejorable y con garantía de origen, la revolución culinaria, liderada por grandes chefs españoles, está servida.

Para conocer mejor la cocina española, debemos conocer su base. Y dicha base tiene sus cimientos en las verduras, cereales y frutas, pescados y mariscos, especias y carnes, caza y embutidos. Veamos a continuación cada una de ellas.

Foto: www.puntofape.com

Verduras, cereales y Frutas:

En España son muchos los guisos tradicionales a base de legumbres, en especial garbanzos, lentejas, judías, habichuelas, etc. Dependiendo de la región, son famosos los potajes, cocidos y pucheros. Son quizás junto con el arroz los alimentos más consumidos en el país.

No menos importante son los cereales, utilizados en la elaboración de pan, de la que cada región cuenta con sus panes “propios”: gallegas, vienas, barras, andaluzas... todo un mundo de panes para todos los gustos y bolsillos. El arroz tampoco se queda atrás, ya que es muy popular en los platos costeros: famosas son las paellas valencianas, hechas a base de verdura, carne de conejo y arroz.

Tampoco podemos olvidar dos alimentos imprescindibles en la cocina española como lo son el ajo y el aceite de oliva, señas de identidad nacional y que son utilizados en casi todos los platos del país. No en vano, España es uno de los productores y consumidores más activos del mercado mundial de aceite de oliva.

Las frutas conforman una gran parte de la producción agrícola del país: las naranjas, mandarinas y limones españolas tienen una gran fama por su sabor y calidad. Igualmente, la costa de Granada, con su microclima tropical cosecha frutas que no tienen nada que envidiar a las que se crían en América: mangos, piñas, chirimoyas, papayas...

Pescados y mariscos:

España es un país bañado por amplias costas, lo que lo hace privilegiado a la hora de proveerse de pescados y mariscos. Famosos son los mariscos de Huelva, con su gamba blanca, las cigalas, los chocos y coquinas; los centollos, nécoras, percebes y las ostras gallegas; los langostinos y el atún de Cádiz; las anchoas del Cantábrico...

Existe la costumbre de incluir platos a base de pescado en la mayoría de menús españoles, independientemente de la zona en la que nos encontremos. Un pescado habitual es el bacalao y en los más diversos estilos. Precisamente ese gusto por el bacalao, hace que se nos compare con Portugal ya que el país vecino también cocina este pescado de las más diversas formas y con resultados exquisitos.

También el atún es un pescado frecuente: a la plancha con un buen chorro de aceite de oliva o con tomate hacen las delicias de todos. La merluza es más valorada en el norte de España.

Las anchoas suelen comerse en salazón, bañadas en aceite de oliva. El boquerón se degusta frito o abierto en lomo y marinado en vinagre, ajo y perejil. La sardina es otro habitual, sobre todo en verano cuando es habitual comerla a la plancha o asada  en terrazas y chiringuitos.

Foto: depinchos.blogspot.com

Carne, caza y embutidos:

La carne de cerdo está muy extendida por todo el terriotorio, siendo España uno de los mayores consumidores (y productores) de esta carne en la Unión Europea. Además, cuenta con una raza autóctona, muy conocida , como lo es el cerdo ibérico.

La mayor parte del cerdo, se dedica a los embutidos, jamones y chacina: chorizos, salchichones, morcillas, morcones, etc. que se preparan en las matanzas del cerdo, una actividad familiar realizada en invierno y en la que una familia se reúne durante todo un día a preparar todos estos alimentos en un ambiente festivo.

Es bien sabido que un jamón está presente en todos los ámbitos culinarios del país y bien merece un artículo por sí mismo. Huelva tiene el orgullo de ser la cuna de los mejores jamones ibéricos ya que Jabugo es el pueblo productosr estrella de los jamones más sabrosos.

La ternera es también muy consumida y en algunas regiones la carne de oveja y cabra es relativamente frecuente su consumo. Las preparaciones más habituales suelen ser mediante estofados y asados.

La carne de caza es muy popular también, sobre todo la carne de jabalí, venado, liebres y conejos, siendo este último un plato muy tradicional como lo es el conejo con tomate.

Especies:

Las especias de color rojo son las más utilizadas en la cocina española: azafrán, pimentón, ñora o pimiento choricero son utilizados en los platos más tradicionales del país: para paellas, guisos, arroces, fideuás...

En cuanto a las hiérbas aromáticas, es frecuente el uso de la hoja de laurel, el tomillo, romero para platos salados. Y para la repostería el uso de la canela y el clavo de olor es bastante recurrente.

Tampoco podemos dejar atrás los quesos, de gran variedad, texturas y que van desde los curados, cremosos, tiernos y elaborados con leche de oveja o cabra; los vinos españoles que han cobrado gran fama nacional e internacional gracias a las Denominaciones de Origen: Rioja, Ribera del Duero, Jerez...

España es un gran territorio rico en contrastes y sabores y sin duda es una de las cocinas más sanas y completas del mundo. Conocerla es quererla y degustarla es apreciarla ya que tiene su fama mundial muy bien merecida y ganada.

Fuente: www.euroresidentes.com / www.spain.info.es / www.wikipedia.com

 

Gastronomía de Huelva, excelente por su variedad

Hablar de la gastronomía de Huelva es hablar del jamón serrano con su propia denominación de origen “Jamón de Huelva”, de las setas y carnes de su sierra y por supuesto del marisco y los pescados de su costa, entre los que destacan productos tan frescos y apreciados como la gamba blanca, la coquina o el choco.

Esta riqueza de su variedad de productos, fusión de la costa y de la sierra, además de su  excelente calidad, hacen que sea una de las gastronomías más destacadas y saludables. Y es que, gracias a su ubicación, combina lo mejor de cada zona, siendo protagonistas los platos de pescado y mariscos en la costa, acompañados con algún vino del condado; y de carnes, setas y verduras en zonas más del interior de la provincia de Huelva.

Vayamos por partes y conozcamos con más detalles los productos de nuestra tierra:

Por todos es conocido la tradicional matanza del cerdo que se realiza durante los meses más fríos del año y que tiene lugar en los pueblos del interior de la provincia de Huelva. De ésta se obtienen productos tan exquisitos como morcones, chorizos, salchichón, caña de lomo además del producto estrella, el jamón o la paletilla de bellota.

¿Sabrías reconocer un buen jamón de bellota?

  • pata fina
  • pezuña oscura
  • los dedos deben hundirse al presionar sobre la grasa del jamón
  • grasa blanda
  • entre los 7 y los 9kg
  • entre 36 y 48 meses de curación
  • una vez cortado, desprende un aroma agradable y un leve sudor
  • gusto más dulce que salado
  • el corte debe tener tocino entreverado

Acercándonos a la costa, el producto estrella es el pescado y el marisco, destacando la gamba blanca. No hay un modo predominante de cocinar el pescado, en todas sus vertientes está delicioso: frito, a la plancha, asado, guisado o a la plancha.

¿Sabrías reconocer la gamba blanca de Huelva?

  • su tamaño está entre 5 y 15 centímetros
  • su peso entre 7 y 25 gramos
  • la cola está bien desarrollada
  • el caparazón es flexible
  • presenta dos filas de 5 patas con los tres primeros pares terminados en pinzas
  • la cabeza es alargada y aún más en las hembras
  • de tonalidad rosa pálida y casi violeta en su región gástrica debido a su translucidez

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Gastronom%C3%ADa_de_la_provincia_de_Huelva

 

 

 

Potaje de vigilia: garbanzos, bacalao y espinacas.

Foto: http://fitonutricion.wordpress.com

Una vez finalizados los carnavales, la Semana Santa es la siguiente cita del calendario donde la tradición y el fervor se combinan con la gastronomía típica de la cuaresma. Aquí, los dulces y los pescados, en especial el bacalao, se convierten en los auténticos protagonistas, relegando las carnes, embutidos y chacinas a un standby momentáneo. Es un tiempo en el que se puede degustar una de las mejores y más variadas mesas gastronómicas del país.

La tradición de no comer carne los viernes de cuaresma proviene de lo que se conoce como la “vigilia”.  A modo de penitencia, se ayuna o se hace vigilia durante toda la cuaresma y especialmente el Viernes Santo. Los platos elaborados con carne dan paso a rebozados y deliciosos guisos a base de pescado y en los que verduras y legumbres son los complementos ideales. El bacalao, los garbanzos y las espinacas son los ingredientes estrella de nuestro plato del mes: el tradicional potaje de vigilia.

Bien es cierto que aunque actualmente no se sigue estrictamente esta tradición religiosa, no hay hogar que no incluya en el menú algún potaje de vigilia, buñuelos, croquetas o tortillitas de bacalao, no en vano, el bacalao es el pescado más consumido durante la Semana Santa.

Imprescindibles también son las torrijas de leche o vino y los pestiños de masa fina y mucha miel gracias a su sencilla y económica elaboración y delicioso sabor.

La Semana Santa trae sin duda citas familiares en los que poder degustar de estos platos típicos y que no pierden con el paso de los años. La tradición no solamente se vive en las calles, también se vive en las mesas y ¡de qué manera!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: www.cocina.facilisimo.com / www.enciclopediadegastronomia.es

Azpilicueta Reserva 2006 - Un vino rotundo, profundo y brillante.

Azpilicueta, cuyas raíces se remontan a 1881, representa las características tradicionales de los caldos riojanos, cuyo sabor ha triunfado en todo el mundo. Su aplaudido Reserva 2006, es una prueba de ello: un ensamblaje varietal clásico de Rioja, profundo y brillante, y que muestra una vez más la solvencia enológica de la marca.

En nariz se ofrece amplio y potente, mostrando perfecto equilibrio entre las notas frutales aportadas por sus variedades, los aromas cedidos por la madera durante su crianza: vainilla, especias, torrefactos o cacao, y los aromas de reducción que desarrolla en la botella, responsables en gran parte de la complejidad de este vino.

En boca resulta estructurado, untuoso, suave, mostrando de nuevo un gran equilibrio. Muy largo al final, persistente. Posee amplio maridaje, resultando perfecto con embutidos, arroces, verduras, setas, carnes blancas, rojas asadas. Su elección es un acierto con infinidad de platos.

Para la crianza en barrica, utilizan prioritariamente roble americano en el que dominan los toques a vainilla. Con el roble francés se obtienen notas más especiadas. Con la conjunción de ambas, consiguen aromas de gran complejidad: coco, vainilla, especias, tostados...

Durante el proceso, la uva se mueve por gravedad, sin sufrir ningún tipo de presión que pueda alterar el resultado final. Este suave y minucioso proceso de elaboración permite obtener vinos suaves y armónicos, de gran concentración, tanto en nariz como en boca a boca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Ignacio López Sánchez / Bodegas Domecq